logo

Federico García Lorca

 

 

Paisaje

 

La tarde equivocada
se vistió de frío.
Detrás de los cristales,
turbios, todos los niños,
ven convertirse en pájaros
un árbol amarillo.


La tarde está tendida
a lo largo del río.
Y un rubor de manzana
tiembla en los tejadillos.